jueves, agosto 18, 2016

La NASA elimina El Niño de 1998

Dicen algunos que cuando el presente no está de acuerdo con el dogma, lo mejor es cambiar el pasado.

# # # # # # # #

Otro artículo de Steven Capozzola traducido especialmente para los lectores de mi blog.

# # # # # # # #

¿Ha observado alguien el reciente análisis de temperatura superficial del Centro Goddard de Estudios Espaciales (GISS) de la NASA? Una gráfica de ese estudio fue utilizado en un debate reciente en la ABC australiana sobre el calentamiento global, para sostener la opinión de que las temperaturas superficiales habían aumentado continuamente durante los últimos 20 años:

_Gráfica_NASA-GISS_eliminando_El_Niño_de_1998_
Gráfica ajustada por la NASA donde desaparece el fenómento de El Niño de 1998.
© GISS-NASA

Sin embargo, existe un problema muy notable con esa gráfica. Y es una falla que puede reconocer cualquiera que tenga un poco de conocimiento sobre estudios climáticos.

El caso es que este análisis NASA-GISS elimina totalmente El Niño de 1998. En lugar de verse que El Niño 98 se destaca claramente, sobre otros años cercanos, gracias a la liberación masiva del calor almacenado en el océano Pacífico. En cambio, ese evento climático del año 1998 se muestra simplemente como un peldaño de una escalera en continuo ascenso hasta que, de pronto, en 2016, el fenómeno de El Niño de ese año estalla sobre todos los años precedentes.

Si uno no ha analizado ningún dato climático reciente, entonces la gráfica parece plausible. Al fin y al cabo, es un trabajo realizado por la NASA...

Pero el caso es que el análisis de NASA-GISS contradice todas las mediciones recientes de las temperaturas globales. Específicamente, El Niño de 1998 produjo un gran salto en los registros de temperaturas, un salto tan grande que han debido esforzarse mucho para que fuera superado por El Niño de 2016 (por ejemplo, hubo un El Niño intermedio en 2016 que fue, en comparación, mucho más débil). Sin embargo, las temperaturas globales se mantuvieron esencialmente planas durante el período 1998-2016.

Nada de eso se ve, sin embargo, en este análisis NASA-GISS. Por lo tanto, resulta perturbador que la NASA impulse una gráfica como esta, y que los alarmistas climáticos la utilicen sin que les importe o les preocupe que esté basada en una representación muy distorsionada de las datos de temperatura.

A pesar de todo, este tipo de engaño no es una completa sorpresa, dado el cuestionable estudio publicado el año pasado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). Revela, eso sí, el grado en el que las élites académicas y gubernamentales persiguen su propia agenda a costa de la honestidad institucional.

= = = = = = = = = = = = = = =
Artículo original: “NASA Successfully Eliminates the 1998 El Nino”
Fecha: Agosto 16, 2016
Enlace con el artículo original:
aquí
= = = = = = = = = = = = = = = =

No hay comentarios.: