lunes, noviembre 23, 2009

Cambio climático: repasando gráficas

Una mirada sobre varias gráficas de variabilidad climática a lo largo del tiempo.

Siempre he compartido, junto a mucha otra gente, la idea de que una buena imagen vale por mil palabras, y lo mismo puede decirse de una buena gráfica. Si está bien hecha, con datos correctos, y se la sabe interpretar, puede resultar muy clara e informativa, más que un montón de texto a veces farragoso y no muy bien redactado.

Sin embargo, no es común encontrarlas juntas sobre un mismo tema, o mostrando una progresión temporal, por ejemplo. En una cuestión tan compleja y discutida como el calentamiento global antropogénico, es posible que una pequeña colección de ellas nos ayude a lograr una visión más diáfana del problema.

La primera es la muy conocida de Scotese, que nos muestra las variaciones de las temperaturas y concentraciones de dióxido de carbono (CO2) ocurridas durante los últimos 800 millones de años. Como se puede observar, hay combinaciones para todos los gustos: altos niveles de temperatura y de CO2 al mismo tiempo, o viceversa, o totalmente diferentes. Y de paso, nótese que las concentraciones actuales de dióxido de carbono se encuentran entre las más bajas en toda la historia de nuestro planeta.

Temperatura_y_CO2_últimos_800_millones_de_años





Fig. 1: La temperatura y el CO2 durante los últimos 800 millones de años.

© Scotese/Geocraft

La siguiente, como no podía ser menos, corresponde a los registros del Lago Vostok, y cubre los últimos 450 000 años. Sobre ella, dos apuntes interesantes: a) Fue utilizado por Al Gore en su film propagandístico (cuyas mentiras y algunas otras han convertido al inefable exvicepresidente en eco-multimillonario ) “Una verdad inconveniente”, para demostrar que el dióxido de carbono era el causante de las variaciones de temperatura. Por supuesto, la verdad es precisamente la opuesta, ya que como lo muestra la misma gráfica, las variaciones en el CO2 se corresponden con un retraso de unos 800 años a las variaciones en temperatura. ¿Cómo es posible que el efecto preceda a la causa en ocho siglos? Es uno de los milagros del IPCC y de sus seguidores, algo demasiado profundo para nosotros los escépticos. Este diagrama (que tiene muchas otras fuentes oficiales) fue tomado de un artículo publicado en Rocket Scientist Journal, titulado “The Aquittal of Carbon Dioxide” (La absolución del dióxido de carbono), por Jeffrey A. Glassman, PhD.

temperatura_y_CO2_últimos_450000_años





Fig. 2: La temperatura y el CO2 durante los últimos 450 000 años (Lago Vostok).

© www.rocketscientistjournal.com

Hace 12 000 años terminó la última glaciación, la de Würm, y comenzó el interglacial en el cual vivimos actualmente… para nuestra suerte. Como sucedió en todas las otras oportunidades, el mundo se enfrió sin que tuviéramos nada que ver, y sin nuestra intervención comenzó a calentarse nuevamente. Por supuesto, las temperaturas siguieron teniendo altibajos, e incluso algunas veces (cuatro, al menos), alcanzaron niveles incluso más altos que los actuales. Sin tecnología, sin emisiones antropogénicas. Y lo que resulta más importante y beneficioso, sin Al Gore y compañía. La gráfica fue publicada en un artículo publicado por World Climate Report.

temperatura_desde_la_última_glaciación





Temperatura durante los últimos 12 000, desde el fin de la última glaciación.

© World Climate Report

El problema con los interglaciales es que duran poco tiempo, y quizás deberíamos dedicarnos a disfrutar el calorcito, como dicen en el excelentísimo blog deWatts up with that?. La siguiente imagen está tomada de allí, y nos muestra con más detalle lo sucedido con la temperatura durante los últimos 5 000 años. Las barras verdes indican los períodos cálidos del Minoico, del Romano y de la Edad Media, todos ellos con niveles más altos que los actuales, así como el tremendo frío de la Pequeña Edad de Hielo, que costó la vida de tanta gente (porque el frío es mucho más de temer que el calor).

temperature_últimos_5000_años





La temperature global durante los últimos 5 000 años.

© wattsupwtihthat.com

Continuamos aproximándonos a la época actual, y por lo tanto los datos resultan más visibles, con más detalle temporal. En su página web, Roy Spencer (que continúa realizando un trabajo tan arduo como importante sobre el cambio climático) nos ofrece la siguiente gráfica donde nos muestra la temperatura global de los últimos 2 000 años. Se destaca claramente el Período Cálido Medieval, cuando los vikingos se establecen en una Groenlandia que realmente era verde, ya que las temperaturas de entonces eran incluso más altas que las actuales. Luego, las mismas descenderán y harán las cosas más difíciles para todos, hasta alcanzar el mínimo de la Pequeña Edad de Hielo (el que estuvo astronómicamente acompañado por una casi desaparición de las manchas solares, el así llamado Mínimo de Maunder.

temperature_últimos_2000_años





La temperatura global durante los últimos 2 000 años.

© Roy Spencer

Dicho sea de paso, y como no basta con decir que el CO2 no es un gas contaminante sino profundamente necesario para la vida tal como la conocdemos, y que su influencia en la temperatura no es ni mucho menos totalizadora, y que su capacidad de acción no sigue funcionando más allá de ciertos niveles, sin importar cuanto aumente a partir de ellos, y que el hombre no tiene, por supuesto, casi ninguna influencia en la temperatura global del planeta, también hay que proponer alguna causa posible para los cambios climáticos que han sucedido y que seguirán sucediendo en la historia de la Tierra.

La propuesta es, lógicamente, el Sol. Al fin y al cabo, es la fuente de prácticamente toda la energía que llega a nuestro mundo. Es el que nos mantiene lo suficientemente calientes como para poder vivir, ya que sin su influencia estaríamos tan fríos como el espacio que nos rodea. Es el Sol el que regula la temperatura global de nuestro planeta.

En YouTube podemos contemplar un vídeo documental de la BBC sobre la relación entre la temperatura global y la actividad solar, y como siempre en la barra lateral se pueden encontrar más enlaces a vídeos similares.

Pero aquí estoy intentando ser gráfico, de modo que a continuación les mostraré un diagrama que compara las temperaturas árticas con la actividad solar y, cómo no, con el CO2. Tanto el vídeo anterior como la gráfica siguiente provienen de un artículo publicado en el muy interesante blog español de Javima, El Gran Fraude del Cambio Climático, que dicho sea de paso demuestra que la búsqueda de la verdad climática no es una prerrogativa de las derechas, sino que también los izquierdistas tienen derecho a ser escépticos.

Temperatura ártica_CO2_y_actividad_solar





Temperatura en el ártico, CO2 y actividad solar.

©

Juzguen ustedes entonces, viendo lo anterior, qué se parece más a las variaciones de la temperatura: ¿el CO2 que ha seguido aumentando, o los sube-y-baja de la actividad solar?

En fin, y con esto estamos llegando al momento actual, a los últimos datos disponibles en el momento de escribir este artículo.

Como ustedes saben (o, al menos, debería saber), el famoso gurú Al Gore, autor del muy conocido filme propagandístico “Una verdad inconveniente” es un mentiroso de tomo y lomo (comprobado en los estrados judiciales) que se ha convertido en multimillonario gracias sus negocios “ecologistas” que han trasladado montañas de dólares provenientes de impuestos a sus arcas personales, lo que incluso está afectando a las economías más desarrolladas del mundo.

Quizás debiéramos hacer notar que los países más contaminantes del mundo, como China e India, que son también los de más rápido desarrollo industrial, no han hecho caso de todas esas tonterías del calentamiento global antropogénico y no están dispuestos a perder un solo dólar ni un solo escalón de su crecimiento económico. Solamente quedan para pagar los platos rotos la crédula Europa y los algo menos tontos EE.UU. (a pesar de todos los intentos de Obama y sus amigos).

La gráfica siguiente proviene de una publicada por el ya mencionado Roy Spencer, a la que en el sitio web de Al Gore Lied (Al Gore mintió) le añadieron una pequeña leyenda y una línea aclaratoria, mostrando que la temperatura, contrariamente a todo lo que dicen los principales medios de comunicación, ha continuado descendiendo promedialmente desde la aparición del famoso “documental”.

temperature_descendió_desde_que_Al_Gore_mintió





La temperatura global ha continuado descendiendo desde que Al Gore mintió a todo el mundo en su documental propagandístico “Una verdad inconveniente”.

©

Y esta es la verdad más actualizada. Los niveles de CO2 siguen aumentando, tanto por las emisiones humanas pero además, y principalmente, por causas naturales (entre ellas, por ejemplo, el calentamiento de los océanos que se ha venido produciendo desde la última glaciación sin que el hombre haya intervenido para nada en ello, y que al aumentar su temperatura liberan gases hacia la atmósfera). Pero, y lo más importante, contrariamente a lo que pronostican los modelos del IPCC y los alarmistas del calentamiento global antropogénico, este aumento no ha provocado ningún ascenso en los termómetros, sino que las temperaturas globales han descendido desde el último máximo provocado por el efecto de El Niño en 1998.

La siguiente gráfica, confeccionada en base a datos recabados por la Universidad de Alabama y por la NOAA en su observatorio del Mauna Loa, así de demuestra claramente.

Temp._Global_descenso_2002-2009





Descenso de la temperatura global y aumento del CO” a lo largo del período 2002-2009.

©

¿Qué queda para el futuro? Pues, como siempre, todo dependerá del Sol. Nuestra estrella madre es más variable de lo que pensábamos, y los últimos datos indican una preocupante falta de actividad en su producción de manchas solares, algo que ya hemos visto que sucedió en otros dos períodos cercanos en el tiempo, durante los mínimos de Maunder y de Dalton, que trajeron aparejados fuertes descensos de temperatura, especialmente el primero.

Por las dudas, vean nuevamente el vídeo de YouTube que les indiqué anteriormente y sigan el consejo de Doug L. Hoffman que nos acompaña más abajo.

# # # # # # # # # # # # # # #

Como dice Doug L. Hoffman:
“Cuídense, disfruten el interglacial y manténganse escépticos”.

”edad_de_hielo”

4 comentarios:

la costarricense, la capitana. dijo...

Me siento contenta de poder comunicarle que sí es antropogénico el calentamiento de los océanos.
No es un espejismo que el hombre haya vaciado el aceite negro el cual es una capa aislante del calor interno de la tierra. También el petróleo ha sido el peso faltante que hizo que la tierra incrementara su inclinación del eje. No es un espejismo porque yo misma lo he registrado desde mi pais.
También el faltante de petróleo es del todo, causante de un retraso en la rotación y traslación por el desbalance de su sistema, y ese faltante es el culpable de los problemas climáticos incluyendo el deshielo de los polos. La falta de ese aislante es culpable de la sequía de agua dulce en algunos países del Asia.
Un saludo desde América Central.

María Luisa Hernández dijo...

¡Excelente artículo, Heber! ¡Muchas gracias!

Anónimo dijo...

¡ Excelente y muy didáctico !

Lo voy a difundir por ahí. Creo que a mucha gente que no sabe NADA de toda esta historia le vendrá muy bien.

Muy bien que hayas utilizado en lo posible datos y gráficas de instituciones oficiales. Ya sabes que hay quienes siempre buscan peros a los datos.

Un saludo

From the wilderness

Reservas y Consultas: dijo...

Heber, amigo: ¿cuánto pesa el petróleo? ¿me asusta! y si volvemos a saltar todos juntos a la misma hora no podremos solucionar el cambio de eje? jajaja! perdón, fué inevitable... Pat