sábado, agosto 11, 2012

Energía eólica: un análisis de la realidad

¿Pueden las turbinas de viento sustituir a las fuentes clásicas de generación eléctrica?

Las turbinas de viento han sido ampliamente aceptadas como generadoras de electricidad gracias a a la creencia de que el viento es gratis y a que cada kilovatio que produzcan reemplaza a un kilovatio proporcionado por otros medios, especialmente el generado por combustibles fósiles.

energía_eólica
Sin embargo, estas presunciones nunca han sido validadas en la realidad de los sistemas de distribución de energía, incluso después que, solamente en Europa, ya se han instalado más de 86 gigawatts (GW) de energía eólica. Recordemos, sin embargo, que la energía instalada no es lo mismo que la energía producida, es decir que la energía instalada solamente nos indica un potencial ideal de producción que nunca es alcanzado en la realidad.

A continuación se podrá leer un resumen de un importante informe sobre la realidad actual de la energía eólica: Wind turbines as yet unsuitable as electricity providers. En el original podrán encontrar más detalles, así como las referencias sobre los datos utilizados para su confección.

Las Turbinas de Viento

La energía eólica solamente está disponible si el viento sopla con la fuerza suficiente. Esto se expresa diciendo que la energía del viento depende del suministro de viento, y que no está disponible de acuerdo con la demanda.

Esta característica hace que la energía eólica no resulte conveniente para una red eléctrica donde el suministro y la demanda deben estar balanceados en todo momento. Por eso, a los efectos de estabilizar la energía de la red sea necesario el almacenamiento de energía o disponer de generadores convencionales como respaldo.

Por supuesto, eso tiene consecuencias importantes ya que reduce el ahorro de combustibles mientras que duplica el costo de los sistemas de generación.

A menudo se responde a este argumento diciendo que si las turbinas se dispersan sobre una gran área las fluctuaciones de los vientos se eliminan promedialmente. Este argumento puede ser cuantificado observando la correlación en los patrones de viento.

Por ejemplo, veamos la producción de 7000 turbinas de viento en Alemania. En 2004 la compañía eléctrica E.ON tenía unos 7 GW de generación eólica instalados a lo largo de todo el territorio alemán.

energía_eólica_Alemania_2004

Fig.1 – Contribución diaria de la energía eólica en Alemania en 2004.
© E.ON

En 2005 E.ON publicó los datos de electricidad eólica producida en una base diaria (figura 1). La conclusión fue que sobre una base de 24 horas la correlación es muy fuerte por toda Alemania.

El efecto, analizado por la universidad de Aachen, es que la sustitución de fuentes convencionales por el viento es en realidad un pequeño porcentaje de la energía eólica instalada. Otros estudios han mostrado una correlación muy fuerte en la generación eólica de Alemania, Dinamarca y Gran Bretaña.

Esto implica que la energía eólica no es una alternativa para la capacidad convencional de producción. La inversión en turbinas de viento requiere dinero extra además del costo de un sistema convencional, el cual por sí mismo ya es capaz de satisfacer el total de la demanda. En Alemania, por ejemplo, los planes para instalar más turbinas de viento requieren 4000 km extras de líneas de transmisión de alto voltaje, que serían innecesarios si esas turbinas no se instalasen.

El factor de capacidad y restricción

La distribución de Weibull describe la distribución de la velocidad del viento y revela que las velocidades que van de cero hasta la velocidad promedio son tan frecuentes como todas las otras velocidades juntas. La velocidad promedio típica es de unos 6 metros por segundo en tierra firme, mientras que sobre el mar es mayor.

Las turbinas de viento comienzan a producir electricidad a partir de unos 5 m/seg y alcanzan plena producción con una velocidad del viento de 13 m/seg, y el factor de capacidad de una turbina es la fracción de tiempo en la que funciona efectivamente a plena capacidad. Los factores de capacidad son de aproximadamente 0,4 en el mar y de más o menos 0,25 en los buenos sitios de tierra firme.

Las mediciones han dado factores de 0,22 en Holanda, 0,17 en Alemania y 0,24 en Irlanda. Esto significa que un sistema de energía eólica que tenga la capacidad suficiente como para satisfacer la demanda cubrirá menos de la cuarta parte de esa demanda total a lo largo del año.

¿Es posible absorber esa cantidad de energía en un sistema convencional?

demanda_semanal_de_energía

Fig.2 – Comportamiento típico de la demanda semanal de energía a lo largo de una semana.
© C. le Pair, F. Udo and K. de Groot

La demanda de electricidad sigue una curva que es prácticamente la misma en toda Europa. La figura 2 representa esa curva para la demanda semanal en Holanda en 2007. Tomando un año completo de esas curvas, se divide la demanda total en períodos de 15 minutos para llegar a un total de 35 040 períodos de demanda (365x24x4=35040).

Esos intervalos de 15 minutos se ordenan en forma decreciente en el eje Y de la figura 3, y forman la curva superior de la gráfica, obteniendo en este caso la curva de demanda-duración para Holanda.

Se puede observar que la demanda máxima de electricidad fue de alrededor de 20 GW, y que el mínimo estuvo justo por debajo de 10 GW. Ahora, podemos obtener del Instituto Meteorológico los datos de la velocidad del viento en intervalos de 15 minutos.

Estos datos permiten calcular la producción real de energía eólica para cualquier capacidad total instalada que se desee. Esta energía producida puede ser restada de la demanda, de modo que la producción eólica se represente como una demanda negativa. Se ha calculado esto para capacidades instaladas de 2 a 12 GW, en franjas de 2 GW (figura 3).

curvas_de_duración-demanda_de_energía

Fig. 3 – Curvas de duración-demanda en ausencia de energía eólica (curva superior) y con las contribuciones indicadas de energía eólica.
© C. le Pair, F. Udo and K. de Groot

La capacidad “de funcionamiento obligado” se define como la producción mínima de un sistema convencional bajo el requerimiento de que pueda generar a pleno con corto aviso, es decir durante un período con demanda creciente y con una producción eólica en descenso.

La capacidad de funcionamiento obligado es la línea horizontal de la figura 3. Su altura está sujeta a debate, pero la elección de 10 GW es el resultado de los siguientes argumentos:

A – La dificultad de hacer funcionar a las grandes instalaciones por debajo del 50% de plena carga.

B – La producción industrial de electricidad en instalaciones combinadas de calor y energía está más allá del control de la red de distribución de electricidad, y lo mismo sucede con las instalaciones de Calor y Energía Combinados (CHP) que se utilizan para la calefacción de los distritos.

C – La utilización cíclica de generadores convencionales puede llevar también a consecuencias inesperadas. En Colorado, EE.UU., el informe Bentek analizó estos problemas. Con 12 GW de energía eólica instalados se podría cubrir, teóricamente, el 20% del total de la demanda.

Sin embargo, las curvas de duración-demanda demuestran que durante aproximadamente la mitad del tiempo hay un exceso de generación de energía eólica, que puede llegar hasta el 40%. No solamente se pierde un 40% de la producción eólica, sino que también el sistema convencional debe funcionar a capacidad mínima durante exactamente la mitad del tiempo.

Si bien se sostiene que la solución para esta sobre-producción de energía eólica es la exportación, resulta que este argumento tampoco es válido, simplemente porque cuando en un país de Europa occidental hay fuertes vientos, también sopla con fuerza en los países vecinos; tal es la naturaleza de nuestro sistema climático.

Examinemos el gran ejemplo de los proponentes de la energía eólica: Dinamarca. Un 20% de la energía producida por los daneses es eólica, pero la mitad de ella no puede acomodarse localmente. Esta sobre-producción se exporta a Suecia y Noruega, donde se la utiliza para remplazar a la energía hidroeléctrica. Desde 2010 el mercado energético escandinavo recompensa a la sobre-producción eléctrica con un precio negativo de hasta 200 € por MWh, o sea 0,2 € por kWh.

CEPOS, un instituto científico independiente danés, ha publicado un informe llamado “Energía eólica, el caso de Dinamarca”. Los autores enjuician muy negativamente el hecho de proveer con energía gratis (subsidiada) a sus vecinos escandinavos en momentos de sobre-producción, para luego comprar energía de alto costo cuando el viento no genera electricidad.

En su página 29, el informe dice textualmente: “El mero hecho de que sistema de energía eólica, que ha sido impuesto tan onerosamente sobre los consumidores, no pueda y no logre alcanzar los simples objetivos para los que fue creado, debería alertar al establishment energético, en todos los niveles, de la considerable brecha existente entre las aspiraciones y la realidad”.

Los precios negativos son la única forma de detener a las turbinas de viento, pero este fenómeno pone en peligro la explotación de los sistemas convencionales de generación, a menos que el estado (es decir, los ciudadanos) paguen subsidios adicionales para mantener el funcionamiento de los sistemas de respaldo (NT: este último es el caso de España; parte de esos subsidios inflan grandemente la tarifa eléctrica, el resto se suma a los impuestos pagados por los ciudadanos).

El ahorro de combustibles fósiles

Muchos estudios de todo el mundo indican que el combustible ahorrado por el viento es mucho menos que el asumido por sus proponentes.

Repasemos los factores que afectan al funcionamiento real del sistema de generación eléctrica cuando se agregan las turbinas de viento.

El argumento principal en favor de la energía eólica es que las unidades convencionales producen menos energía, de modo que consumen menos combustible. Varios factores influencian este simple resultado de modo negativo.

1 – Las unidades convencionales se ven forzadas a operar a menos de su capacidad óptima debido al suministro de la energía eólica; en consecuencia presentan una menor eficiencia térmica. Por eso, consumen más combustible por kilovatio/hora que cuando se las compara con el consumo cuando no se agrega energía eólica.


La energía eólica es ineficiente, inútil, innecesaria, redundante, extremadamente cara y nociva para la economía.
2 – Forzar estos ciclos en las unidades convencionales (elevar o bajar la producción) en respuesta a las fluctuaciones de las contribuciones eólicas consumen más combustible que si estuvieran funcionando en forma constante.

3 – Hacer que los generadores convencionales estén inactivos en forma sincrónica con la red sin producir electricidad cuesta aproximadamente un 6~8% del combustible requerido para la capacidad diseñada.

4 – Los arranques en frío extras de las unidades convencionales requieren fácilmente más combustible que el ahorrado por la producción eólica. Por ejemplo, el arranque frío de una turbina de alta eficiencia de 360 MW (megawatts) de ciclo de gas combinado consume el combustible equivalente a la energía eléctrica producida por veinte turbinas de viento de 3 MW funcionando durante 40 horas de generación promedio.

5 – La construcción e instalación de turbinas eólicas requiere una cantidad de energía equivalente a aproximadamente el 10% de la totalidad de su producción a lo largo de su vida útil.

6 – Los costos de capital y energía relacionados con la conexión de los parques eólicos a la red de distribución, incluyendo la adaptación y la transformación, deben ser agregados a los costos de esos parques y restados a los resultados que se obtengan.

7 – El auto-consumo de energía eléctrica por parte de las turbinas eólicas y sus partes electrónicas mientras están en descanso o sin producción, por ejemplo la calefacción durante los períodos de frío así como la electricidad consumida por la electrónica en la adaptación de la red.

8 – El incremento del uso de turbinas más ineficientes de Ciclo de Gas Abierto en lugar de las dos veces más eficientes unidades de Ciclo de Gas Combinado, para enfrentar las súbitas variaciones de viento.

9 – Los costos de energía relacionados con el desgaste agregado de las unidades convencionales debido a los saltos de producción en respuesta a las variaciones del viento.

El costo de la energía eólica

La producción de energía eólica depende del suministro de viento, de modo que no tiene el mismo valor que la energía convencional. Inicialmente esto se expresó parcialmente por la imposición de costos de imbalance sobre los productores de energía eólica. Ahora, estos costos son pagados por los consumidores. Los expertos estiman que el costo verdadero de la energía eólica es de entre 1 a 3 céntimos por kWh.

Las tasas de interés han sido excepcionalmente bajas a lo largo de los últimos años, mientras que la mayor parte del costo de la energía eólica es el capital. Esto explica parcialmente la reciente disminución de costos de la energía eólica sobre tierra firme.

Los costos ambientales son omitidos en el precio de la energía eólica de tierra firme:

1 - Ocupación de tierras: La distancia entre las turbinas de un parque eólico debe ser grande debido a las perturbaciones de flujo. Como resultado, la densidad de capacidad no puede ser mayor a 9 MW por kilómetro cuadrado, de modo que 9 GW de capacidad eólica ocuparán más de 1000 km2 de territorio. Esta área será inútil para la ocupación humana a causa del ruido continuo y de los efectos de parpadeo u oscilación luminosa.

2 – Descenso de los valores de la tierra: Los estudios han mostrado que las casas dentro del campo de visión de los parques eólicos pierden un porcentaje apreciable de su valor. En áreas altamente pobladas esta depreciación es mayor que el capital invertido en las turbinas eólicas.

Por otro lado, y a pesar de que se ha declarado que la tecnología eólica en mar abierto es relativamente nueva y que por lo tanto experimentaría una curva de descenso de costos, se ha comprobado que la instalación de parques eólicos marinos ha aumentado de 2 millones euro/MW a 4 millones euro/MW.

Conclusiones

La cuantificación de la disminución de eficiencia del sistema eléctrico y del consumo extra de combustibles inducidos por el desarrollo de la energía eólica no es un problema sencillo.


Las mismas desventajas de ineficiencia y falta de confiabilidad de la energía eólica que hemos enumerado son trasladables a la generación eléctrica solar, con el agregado de que esta última es diez veces más cara.
Según lo que sabemos, todavía no hay suficientes datos en el dominio público como para sustanciar una respuesta definitiva a la pregunta de cuál es el ahorro en combustible y en emisiones de CO2. Depende de los actores, del equipamiento, del tipo de combustible, del comportamiento regional de los vientos, el almacenamiento que se pueda hacer, la interconexión de las redes regionales de distribución, etc.

Las decisiones de instalar la generación de energía eólica a gran escala se basan más en las expectativas de ahorrar cantidades significativas de combustibles fósiles y de emisiones de CO2 que en cualquier evidencia de que esto sea realmente así.

La tecnología eólica no se puede adaptar a una aplicación a gran escala sin un buen sistema de almacenamiento.

Sostenemos que habría que dejar de gastar dinero público en el uso a gran escala del viento. Este dinero debería ser empleado en investigación y desarrollo de futuros sistemas energéticos. Creemos que el viento no jugará un papel importante en esos sistemas futuros.

# # # # # # # # # # # # # # #

NOTAS Y COMENTARIOS
por Heber Rizzo

A este análisis tan cuidadoso pueden agregarse varios trabajos más que nos muestran una realidad muy diferente a la presentada en el discurso de los defensores y proponentes de las energías renovables. En los enlaces que aparecen a continuación podrán encontrar varios de ellos, con algunos extractos de lo que dicen. De los mismos, solo uno está en español, y es un artículo publicado también en este blog; los otros están en inglés (he traducido los extractos), ya que es muy difícil encontrar en nuestro idioma opiniones contrarias a la historia oficial.

turbinas_eólicas_incendiadas
Las turbinas eólicas funcionan únicamente con cierto rango de velocidades del viento: si sopla poco, simplemente no pueden generar electricidad; si sopla demasiado, las turbinas deben ser apagadas para no sufrir daños. En Escocia, en diciembre de 2011, esta turbina no se apagó a tiempo y se incendió, destruyéndose totalmente.
© BBC

The impact of wind power(El impacto de la energía eólica)
Los parques eólicos tienen costos de operación y mantenimiento relativamente altos, pero no requieren combustibles. En general, el ahorro neto en combustibles y costos de operación y mantenimiento para el escenario eólico en relación con el escenario de gas es de menos de 200 millones de libras al año, un ahorro muy pobre para una inversión adicional de más de 110 000 millones de libras.
. . . . . .
 La energía eólica es un medio extraordinariamente caro e ineficiente para reducir las emisiones de CO2 cuando se la compara con la opción de invertir en las flexibles y eficientes plantas de ciclo de gas combinado.


Analysis of UK Wind Power Generation; Nov 2008 to Dec 2010(Análisis de la generación eólica del Reino Unido: Nov.2008 a Dic.2010)
Resulta claro según este análisis que no se puede confiar en que el viento pueda proporcionar algún nivel significativo de generación en un momento definido del futuro. Hay una necesidad urgente de re-evaluar las implicaciones de la confianza en el viento para alguna proporción significativa de nuestros requerimientos energéticos.

Why is wind power son expensive?(¿Por qué es tan cara la energía eólica?)
La inversión necesaria para este escenario eólico (de Gran Bretaña) llegaría a los 124 000 millones de libras. La misma demanda de electricidad podría ser cubierta con plantas de gas de ciclo combinado con un costo de 13 000 millones de libras; esta última opción sería diez veces más barata.
. . . . . . .
La presunción corriente de que los gastos en tecnologías verdes representan una utilización eficiente y económica de recursos escasos es poco más que un cuento de hadas conveniente para tiempos difíciles.
. . . . . . .
Hace ya mucho tiempo que se reconoció que un régimen basado en grandes subsidios para los granjeros no podía proporcionar seguridad alimentaria a largo plazo. Esa lección no es menos válida cuando se la aplica a los parques eólicos y a la seguridad energética.


El suicidio verde de Europa
La experiencia española en los subsidios a las renovables ha sido penosa. Un estudio realizado en 2009 por la Universidad Rey Juan Carlos descubrió que los subsidios consumían un 3,45% de todos los impuestos hogareños de España y que habían provocado la pérdida de unos 110.500 puestos de trabajo.

Incluso, hay analistas que están poniendo el caso de España como ejemplo negativo para la administración del presidente Obama:

Spanish Renewable Lessons for Obama(Lecciones renovables españolas para Obama)
España planea corregir su fracasado experimento con la energía renovable diseminando el dolor, una lección poderosa para una Casa Blanca con una incoherente política energética que a menudo ha citado su modelo como uno a emular.
…....
 Impulsar a las renovables puede llegar a dañar el sector energético de un país, a los consumidores y a la propia industria renovable y, como es el caso de España, incluso a la economía nacional.
…...
 Por más de una década España ha acumulado una deuda de cerca de 25 000 millones de euros (equivalente a más de la mitad de la capitalización urgente para su dañado sistema financiero) principalmente en la forma de subsidios para las industrias eólica y solar.
…...
 El mismo sistema de subsidios también es disfuncional. Las compañías solares reciben tanto como la mitad de los subsidios, a pesar de contribuir con menos del 5% del total de la energía generada en 2011, mientras que la energía eólica recibe aproximadamente un cuarto de los subsidios a pesar de contribuir con casi tres veces más de generación eléctrica.

Por lo tanto el gobierno planea aumentar los impuestos para la generación eléctrica entre un 3 y un 20%, dependiendo de la fuente.... Las compañías han dicho que los precios al consumidor aumentarán inevitablemente.


En definitiva, la energía eólica es ineficiente, inútil, innecesaria, redundante, extremadamente cara y nociva para la economía.

Es ineficiente por su misma naturaleza aleatoria, dada la inconstancia del viento. En el mejor de los casos, necesita una potencia instalada cinco veces mayor a la de la electricidad realmente generada promedialmente, e incluso este promedio oscila entre 0 y 100% de esa potencia instalada sin que sepamos cuando y cómo lo hará.

Es inútil para los fines proclamados, puesto que su ineficiencia demostrada impide que pueda sustituir a los sistemas convencionales en una generación que se adecue a las demandas de nuestra sociedad.

Es innecesaria y redundante, ya que es absolutamente necesario mantener un sistema convencional que pueda sustituirla en su totalidad cuando su generación está en sus niveles mínimos, algo que puede suceder incluso muchas veces al día. ¿Para qué, entonces, invertir dinero en ella si igualmente tendremos que seguir invirtiendo y manteniendo las fuentes convencionales de energía?

Es extremadamente cara, no solamente por la inversión innecesaria que significa, sino también porque su (mal) funcionamiento hace que aumente la ineficiencia de los sistemas convencionales de respaldo, con los costos agregados de mantenimiento y de mayor consumo de combustible, así como en la mayor extensión y complejidad de los sistemas de distribución que deben sumarse a los efectivamente necesarios para el caso de las fuentes convencionales.

Es nociva para la economía por las enormes inversiones y subsidios que necesita para su existencia y por el gasto extra que implica para el resto del sistema de generación y distribución. Este dinero se suma a los impuestos y a la factura eléctrica que pagan los consumidores, con especial importancia para el caso de la industria y el comercio que ven disminuida su competitivad y reducida su capacidad de inversión.

Esos enormes daños han podido ser disimulados en el corto plazo dentro del marco de una economía rica y en expansión, pero a largo plazo y en tiempos de crisis resultan insostenibles y ponen el peligro todo el entramado industrial, comercial y social en un despilfarro que resulta realmente incomprensible.

Recuerdo aquí que las mismas desventajas de ineficiencia y falta de confiabilidad de la energía eólica que hemos enumerado son trasladables a la generación eléctrica solar, con el agregado de que esta última es diez veces más cara.

En suma, las energías renovables solamente puede competir cuando se obliga al consumidor a pagar más por ella mientras se hace funcionar a menor capacidad y con menos eficiencia a las otras fuentes de generación convencionales (que no pueden ser eliminadas, ya que deben ser continuamente utilizadas como respaldo para las renovables). Por supuesto, esa menor eficiencia y la generación obligatoriamente no producida por las convencionales también debe ser pagada puntualmente, lo que aumenta el saqueo al bolsillo del consumidor.

Desde que comenzó el experimento de las energías renovables, España ha despilfarrado al menos entre 5000 y 7000 millones de euros al año, habiendo obtenido como logro principal que la tarifa eléctrica sea al menos un 30% mayor de lo que sería si ellas no existieran.

Pero el futuro puede ser más negro, todavía. Si se mantiene la política actual, la economía seguirá siendo cada vez menos competitiva e incluso puede alcanzarse el punto de que la energía eléctrica llegue a ser tan cara que solamente los más ricos puedan pagarla, mientras que al ciudadano común solamente le quedará la perspectiva de apagones extensos y prolongados en el marco de una economía hundida, fruto de un sistema energético que no es capaz de cumplir las promesas que fundamentaron su creación.

13 comentarios:

plazaeme dijo...

Muy completo, muy claro, y muy bueno. A guardar.

Gracias.

Heber Rizzo dijo...

Gracias, plazaeme. Ojalá sirva de algo.

Anitalindah dijo...

Completamente de acuerdo, Heber.
De todas formas pienso que cualquier política energética está abocada al fracaso sino se racionaliza desde su base. Es decir; desde el consumidor.
No se puede seguir despilfarrando energía, independientemente de que a día de hoy se pueda o no pagar.
Aspecto este, educar en la racionalidad del consumo, que a nadie parece preocupar.

Un saludo

Anónimo dijo...

Sinceramente, creo que se resaltan sólo los aspectos negativos, y no se habla de alternativas. Parece que es incluso peor que la nuclear.
Estamos hablando en todo caso de pagar más para contaminar menos, y en eso estaremos al menos de acuerdo: no podemos seguir contaminando sin control, nos hemos puesto a pensar si tendríamos en todo el mundo el mismo "derecho de contaminar"?

Anónimo dijo...

A la vez que se dan números sobre los puestos de trabajo
destruídos, se podrían dar números de los puestos de
trabajo generados, así el resultado final sería menos
subjetivo, ¿no os parece?

Heber Rizzo dijo...

Falso. No es pagar más para contaminar menos, sino pagar más para contaminar lo mismo o más.

La ineficiencia obligada de las generadoras clásicas hace que prácticamente no disminuya el consumo de combustibles fósiles, a lo que hay que agregar la contaminación propia de la construcción, mantenimiento y funcionamiento de las renovables.

Heber Rizzo dijo...

El cálculo para España es de al menos 2,2 trabajos destruidos por cada trabajo agregado por las renovables.

En Escocia, un estudio similar dio un resultado de 3,7 trabajos destruidos por cada trabajo verde generado.

Esos son números reales, y ciertamente son negativos para las renovables, pero es la realidad.

Anónimo dijo...

Carlos T. opina:

Hola, acabo de descubrir tu blog. Interesante estudio el de las energias renovables. Creo que el fallo de las renovables esta en querer sustituir la producciión centralizada convencional por la alternativa. Como muy bien has documentado, se producen aumentos de costos, impuestos , precios y además se sigue generando igual o mas CO2.
¿Entonces que hacemos con las alternativas? Quizas la solucion pase por tener cada uno en su casa (si es unifamiliar o si se puede instalar aunque sea comunitario) un aerogenerador o un captador solar (fotovoltaico y/o termico) que nos permita reducir la factura electrica enganchada a la red...Pero claro, eso les resta poder a las grandes empresas generadoras-distribuidoras de energia. Pero visto el panorama, habra que llegar a algo por el estilo...ah y olvidandose de subvenciones, ¡conque solo rebajaran el IVA al minimo bastaría!

Saludos

Heber Rizzo dijo...

Carlos T. :

Un aerogenerador es enorme, y no puede ubicarse en un edificio común. Además, al ser de funcionamiento intermitente, en realidad tendrías una eficiencia de uso (dependiendo del lugar) de entre el 10 y el 20% del tiempo, y siempre estarías utilizando energía de la red común. Suponiendo que pudiera instalarse, ¿cuánto tardaría en pagarse a sí mismo? Teniendo en cuenta los gastos de mantenimiento, ¿menos de los 30 años de vida útil que tiene?

Un grupo de generación solar necesita 40 m2 para cubrir necesidades elementales de un hogar (una radio, un par de luces, quizás un TV, y muy poco más). Si vives en un edificio de, digamos, seis plantas con cuatro apartamentos por planta, es decir 24 apartamentos en total, con el área del tejado tendrías, como máximo y aprovechándola toda, energía para un apartamento y medio. Es decir que 22,5 apartamentos no contarían con ninguna energía.

Anónimo dijo...

Hola Hebber, no sé de cuando datan estas entradas en tu post pero la verdad es que estoy muy poco de acuerdo (He estudiado el master europeo en energía renovable EUREC, especialidad en energía eólica).
Como sabrás, las energías renovables entran en la red bajo un régimen especial, es decir, tienen preferencia sobre todas las energías generadas por combustibles fósiles, así pues, toda la energía renovable que se produzca será vendida, sustituyendo así a la generada por combustible fósil. Es muy difícil poder depender únicamente de la energía eólica, pues como dices, el viento es un recurso muy inestable. Pero no es eso lo que se pretende. Se pretende poder sustituir en la mayor medida posible y siempre que se pueda a las energías no limpias. Esto es crucial para el planeta, y quien no lo quiera ver, lo siento pero está en lo erróneo.
Evidentemente, no se ha llegado todavía a la máxima eficiencia de las turbinas y queda mucho por optimizar. Entonces que hacemos? Te hacemos caso y dejamos de trabajar en este campo simplemente porque todavía hoy no se ha llegado al punto de grid parity? Supongo que verás lo absurdo de esta idea.
Por otra parte, poner una foto de un rotor que ha colapsado... me parece algo demagógico, no crees? es como decir que los coches son un invento del diablo porque la gente se mata en ellos. Simplemente a veces hay accidentes, como absolutamente en todo.
Con esto termino.

Heber Rizzo dijo...

Lamentablemente, anónimo máster europeo en energía renovable, quien no quieres enterlo eres tú:

Las energías renovables no pueden sustituir a las convencionales, y punto. Piensa, ¿qué sucedería si dejaran de funcionar todas las renovables?

Pues no pasaría nada (excepto que derrocharíamos mucho menos y que la tarifa eléctrica bajaría un 20%~30%). Tendríamos a nuestra disposición energía a toda hora y más barata.

Pero si desaparecieran todas las convencionales y quedaran solamente las renovables, tendríamos energía más cara pero además intermitente (cuando hay sol y/o cuando sopla el viento en la justa medida), nunca cuando realmente la necesitamos y en la cantidad suficiente como para suplir nuestras necesidades.

Esa es la verdad, te guste o no te guste.

Cesar Brocoli dijo...

hola soy electronico.Por razones de la vida me he pegado 7 años vigilando parkes eolicos pero sobre todo solares..la realidad es:lo mejor que he visto funcionar y producir aqui en españa son girasoles de placas solares de 62metros cuadrados que producian mas de 6 kw/h debido a que el vendedor de las placas un chino recien incorporado al mercao,metio mas galgas de silicio y se notaba. Aun asi hoy por hoy la energia solar es un fraude.Con subvenciones del 500% de lo producido por los parkes sale rentable .en cuanto quitas esa subvencion los parkes ya construidos habria que abandonarlos..sin contar con todo lo malo generado para montar esos parkes y el cambio de placas cada mas o menos 25 años que necesitaotra inversion que supone el 30 al 40%del total que vale el seguidor o girasol.Aqui hay que quitar males ecologicos porque las segundas placas solamente gastaran la placa en si ya que el armazon de aluminio es totalmente recicable de las primeras.en conclusion : hoy por hoy mientras no avance un poco mas el rendimiento es insostenible la energia solar y solamente donde quieran hacer lavado de dinero y muchas mas filigranas que montan entre politicos y empresarios para que al final sea el conjunto de la sociedad el que pague el pato..se lo puedo garantizar esto dicho porque soy navarro..en navarra se monto un superparke solar hace casi 20 años por sectores en donde se probaron todas las placas del mercado y varios sistemas de alta tecnologia y cuando se vio que no era rentable lo que se hizo fue hacer varias pifias economicas en otras comunidades autonomas para luego desaparecer esa empresa creada por el gobierno de navarra que creo se llamaba EHN..Todo lo que puedo decirle de la energia eolica es lo contrario..un solo molino de los que montan aqui en españa produce como 7 hectareas de seguidores..molinos de 25 metros cada una de las tres aspas que llevan..en este caso hay que hacer un seguimiento de varios años de cada ubicacion y le puedo asegurar que hay ubicaciones con molinos rentabilisimas ..inconvenientes : los amigos ecologistas que dicen que matan muchos pajaros de echo esta panda de anormales han parado la construccion de parkes enteros..perdonenme que hable asi pero cuando hablamos de la energia mas ecologica siendo rentable hoy por hoy que esta gente tambien se oponga es para dejarlos a vivir sin electricidad..que es muy ecologico aunque una putada..Aqui en navarra tambien estuvimos entre los punteros de esta energia y no resultaba tan mal..De hecho solamente empresas dependientes o vinculadas al gobierno español o a los gobiernos de las diferentes comunidades autonomas podian y pueden producir y vender a la red,energia eolica y se ha legislado para que asi sea..algo dice eso no..

Cesar Brocoli dijo...

Hablando mas de este tema : los italianos dieron con un liquido viscoso no se exactamente que lo componia que en la energia solar radiante o sea la que usa el calor del sol para producir vapor de agua que mueve una turbina ,en los parkes con espejos. ojo que son espejos superespeciales.no me entere muy bien pero era algo asi como que al tener un angulo de refraccion de la luz casi nulo la per dida de energia luminica es infima.bueno estos espejos concentran la luz en un cilindro que lleva otro cilindro dentro..entre los dos cilindros hay una capa de vacio y el cilindro mayor es espejo en la parte interior para hacerse un agujero negro ,o sea,luz que entra no sale.bueno pues los italianos encontraron un liquido viscoso que recorria el cilindro interior.se ponia a 300 y pico Cª y retenia muchisimo el calor.durante varios dias debia estar por encima de los 200 Cº . esto era todo un avance pues ese parke solar producia energia dia y noche..pero ,siempre hay un pero,o un manzano que es peror,llegaron varios dias seguidos de invierno en que no salio el sol y las temperaturas rondaron los -10 Cº cosa rara en el lugar pero que alguna vez que otra pasaba..el liquido se solidifico y luego no volvia a licuarse con lo cual se arruinaron todas las instalaciones..a mi me lo conto una fuente muy creible y si no me equivoco debe haber hoy varios grupos investigando una substancia que tenga esas propiedades sin el pero..ojala lo consigan