lunes, noviembre 26, 2012

Perdido en el espacio

Un pequeño objeto cruza solo y a oscuras la vastedad del cosmos. ¿Es una estrella fallida o un pobre planeta huérfano?

Si bien tenemos la idea de que los planetas giran alrededor de estrellas, la ciencia ha especulado que en el espacio también podemos encontrar planetas huérfanos que vagan errantes, sin estrellas madre que los iluminen y den calor. Un posible candidato para esta categoría ha sido descubierto por científicos que utilizaron el Telescopio Muy Grande del Observatorio Austral Europeo en Paranal, Chile, y el Telescopio Canadá-Francia-Hawaii. Es el candidato más probable encontrado hasta ahora, y el más cercano, ya que se encuentra a una distancia de aproximadamente 100 años-luz.

planeta_errante

Representación artística de un solitario planeta errante.
© ESO
Su relativa cercanía y la ausencia de alguna estrella cercana permitió al equipo de astrónomos estudiar su atmósfera con gran detalle. Asimismo permitió dar una idea sobre los exoplanetas que los científicos esperan fotografiar con sus futuros instrumentos y que orbiten alrededor de alguna estrella que no sea nuestro sol. 

Los planetas errantes son objetos de masa planetaria que vagan por el espacio sin ataduras con ninguna estrella. Hasta la fecha se han localizado numerosos candidatos desde que comenzaron a ser conocidos en la década de 1990, cuando los astrónomos descubrieron que era difícil determinar con exactitud el punto que marca el pasaje entre la masa de una enana marrón (es decir, un objeto cuasi-estelar que por falta de masa no pudo iniciar las reacciones nucleares que la llevarían a convertirse en una estrella verdadera) y el rango en que se inicia una masa planetaria.

Estudios recientes sugieren que en nuestra galaxia podría existir un enorme número de estos pequeños cuerpos, con una población que podría duplicar el número de estrellas de la secuencia principal.
nombre

Telescopio Canada-France-Hawaii, Mauna Kea, Hawaii
© CFHT

El objeto recientemente descubierto, bautizado como CFBDSIR2149, parece formar parte de una cercana corriente de estrellas jóvenes conocido como Grupo Móvil AB Doradus. Este grupo es el más cercano de su tipo a nuestro sistema solar. Sus estrellas derivan juntas a través del espacio y se cree que se formaron al mismo tiempo, hace entre 50 y 120 millones de años.

Si el nuevo objeto está asociado verdaderamente con este grupo (y sería, por lo tanto, bastante joven), eso permitiría deducir muchas cosas sobre él, como por ejemplo su temperatura (de unos 430ºC), su masa (4 a 7 veces la masa de Júpiter), y la composición de su atmósfera.

Por supuesto, todavía persiste la posibilidad (aunque pequeña) de que su asociación con el grupo móvil sea fortuita. El enlace entre este objeto y el grupo móvil resulta ser entonces la clave vital que permita a los astrónomos fijar su edad. Es el primer objeto aislado de masa planetaria jamás identificado en un grupo móvil, lo que aumenta su importancia. El análisis estadístico de su movimiento propio (el cambio angular de su posición en el cielo por cada año) muestra un 87% de que esté asociado con el grupo móvil, y más de un 95% de probabilidad de que sea lo suficientemente joven como para tener una masa planetaria en lugar de ser una pequeña estrella fallida.

Otros candidatos errantes han sido descubiertos antes en cúmulos muy jóvenes de estrellas, pero su distancia ha impedido que sean estudiados en detalle. Se cree que los objetos errantes como éste se pueden formar ya sea como planetas normales que han sido expulsados de su sistema estelar originario, o como objetos solitarios similares a las estrellas más pequeñas o enanas marrones. En cualquier caso son objetos intrigantes e importantes porque pueden ayudarnos a entender mejor la forma en que los planetas pueden ser eyectados de sistemas planetarios o como pueden surgir objetos de muy poca masa a partir de procesos de formación estelar.

Si CFBDSIR2149 no estuviera en realidad asociado con el grupo móvil de estrellas entonces resultaría más difícil estar seguro sobre su naturaleza y propiedades, y podría entonces ser mejor caracterizado como una estrella marrón. Estudios posteriores podrán confirmar entonces si es o no un planeta libre errante.
VLT
VLT de ESO en Paranal, Chile.
© ESO
Fuentes utilizadas:
- Lost in Space: Rogue Planet Spotted?

1 comentario:

Jorge Ibar dijo...

Muy interesante, los comentarios de mi amigo Heber Rizzo. Eso quiere decir que cada día se van presentando nuevas sorpresas y me parece fantástico que la astronomía, ha descubierto mucho pero que cada día será un nuevo desafío para los científicos. Que buena tarea les espera y que gran asombro para los que no somos tan entendidos en éstas materias, pero que nos apasionan. Gracias.-