sábado, diciembre 05, 2009

Shiva, matador de dinosaurios

En definitiva, ¿por qué se extinguieron los dinosaurios?

Impacto cósmico
Hay un cierto número de científicos que no cree en la teoría de que un impacto de asteroide eliminó a los dinosaurios. Destacan la evidencia de que algunas especies de saurópodos pudieron haber sobrevivido al impacto de Chicxulub (ampliamente saludado como el “arma humeante” en la extinción de los dinosaurios) como prueba de que el acontecimiento no fue, sencillamente, lo suficientemente grande como para ser un golpe noqueador.

Ahora, según Sankar Chatterjee de la universidad Tecnológica de Texas, una nueva información refuerza su idea de que un impacto mucho mayor, al que le ha dado el nombre de Shiva, fue el que realmente aniquiló a los dinosaurios.

El Dr. Chatterjee a descubierto un cráter más grande, mucho más grande, en la India. Con una edad estimada de 65 millones de años, la masiva estructura de suelo marino fue creada aproximadamente en la misma época de otros cráteres de impacto y de la extinción KT (Cretácico-Terciaria).

Aunque el lugar se ha desplazado desde su formación por causa de la extensión del suelo marino, la formación tiene aproximadamente unos 600 kilómetros de largo por unos 400 kilómetros de ancho. Se cree que un cráter de ese tamaño solamente pudo ser causado por un asteroide o cometa de unos 40 kilómetros de diámetro. La explosión causada por el impacto puede haber sido cien veces mayor que la creada en Chicxulub.

El cráter Shiva se encuentra localizado debajo del océano Índico, al oeste de Mumbai, India. Chatterjee lo bautizó así en honor a Shiva, el dios hindú de la destrucción y de la renovación.
crater¬_Shiva


Reconstrucción tridimensional del cráter Shiva, frente a las costas de Mumbai, India. La capa superior de estratos del Cenozoico de 7 km de espesor ha sido eliminada para mostrar la morfología del cráter, de unos 500 km de diámetro.
© S. Chatterjee
En la época de la extinción KT, la India estaba ubicada sobre el punto caliente de Reunión, en el océano Índico. El material caliente que surgió del manto inundó porciones de la India con una enorme cantidad de lava, creando una meseta conocida como Trampas del Decán. Se ha sugerido que o el cráter o las Trampas del Decán asociadas con el área son la razón por las grandes reservas de petróleo y de gas natural en la región.

Chatterjee presentó sus últimos hallazgos sobre Shiva en el encuentro anual de la Geological Society of America en Portland, Oregón, el 16 de octubre de 2009. Ha identificado una montaña submarina llamada Bombay High, frente a las costas de Mumbai, que alcanza una altura de 5 km. sobre el suelo oceánico (aproximadamente, la altura del monte McKinley) y está rodeada por el borde del cráter de Shiva.

El análisis del Dr. Chatterjee muestra que se formó a partir de una elevación súbita de magma que destruyó la corteza terrestre en el área y empujó rápidamente la montaña hacia arriba. Arguye que ninguna otra fuerza que no sea el rebote de un impacto pudo haber producido esta clase de elevación vertical.

En una publicación anterior, Chatterjee había presentado más argumentos:


Las secciones del límite KT en la India, si bien casi totalmente destruidas por las lavas del Decán, han producido una anomalía de iridio, rocas alcalinas fundidas ricas en iridio, cuarzo chocado, espínulas ricas en níquel, vidrio vesicular rico en níquel, esférulas sanidinas, fullerenos, esmagtitas de vidrio alterado, y depósitos de tsunami. Los últimos dinosaurios aparecen inmediatamente por debajo de la capa con anomalía de iridio. La sincronización de las Trampas del Decán con el límite KT, su proximidad geográfica con el cráter, y la ocurrencia de una gruesa capa de cuarzo chocado debajo del flujo de lava más inferior, implican fuertemente que el vulcanismo del Decán pudo haber sido disparado por el impacto Shiva. Este impacto fue tan intenso que produjo varias anomalías geodinámicas: desgajó y deformó el manto litosférico a lo largo del margen occidental índico y contribuyó a una gran reorganización de placas en el océano Índico nor-occidental. Esto resultó en un desplazamiento de 500 kilómetros de la cordillera Carlsberg e inició el rifting entre la India y las Seychelles. El impacto oblicuo pudo haber generado una asimetría de diseminación, asociada posiblemente con la súbita aceleración hacia el norte de la placa de la India en el Terciario temprano.

Durante el Cretácico tardío la India fue una isla-continente muy parecida a lo que es Australia hoy en día. El sub-continente no alcanzó su posición familiar en el sur de Asia hasta hace unos 50 millones de años, cuando colisionó con ese continente. El Cretácico tardío fue también un período de gran actividad volcánica, una época en la que erupciones enormes crearon campos de basalto de hasta dos kilómetros de espesor.

Antes del descubrimiento del cráter de Chicxulub, estas erupciones habían sido propuestas como una explicación de la muerte de los dinosaurios, alterando el clima y apresurando su extinción. Aún después de que Walter Álvarez descubriera depósitos de iridio alrededor del mundo y de la identificación del cráter de Chicxulub en Yucatán, algunos pensaban que las erupciones eran una causa importante de contribución a la extinción.
el_mundo_hace_66_millones_de_años

El mundo hace unos 66 millones de años, en la época del límite KT, cuando se extinguieron los dinosaurios.
© Scotese
Investigaciones posteriores del cráter revelaron ricos depósitos de cuarzo chocado y de iridio, minerales que comúnmente se encuentran en lugares de impacto. Más importante aún, las rocas sobre y debajo de Shiva lo fechan 65 millones de años atrás, en la época de la extinción KT. Por lo tanto, el Dr. Chatterjee propone que un objeto de 40 kilómetros de diámetro colisionó con la Tierra frente a las costas de la India y forzó la irrupción de enormes cantidades de lava en las Trampas del Decán. Además de matar a los dinosaurios hizo que las islas Seychelles se separaran de la India. Por largo tiempo, estas islas y el lecho marino que las rodea han parecido anómalas para los geólogos, ya que están compuestas por roca continental, en lugar de roca oceánica. Parecen más una pequeña porción de masa continental que genuinas islas oceánicas.

Algunos dicen que el complejo Shiva agrega peso a la teoría de que la extinción KT fue causada por una fragmentación asteroidal masiva y su posterior choque con la Tierra en varios lugares, algo conocido como “teoría de impacto múltiple”.

La investigación exhaustiva de fechado en Chicxulub sugiere que el impacto ocurrió unos 300 000 años antes que la extinción de los dinosaurios, lo que significa que en realidad debería haber dos capas de eyecciones. El que nadie haya notado previamente dos capas distintas podría ser explicado por el hecho de que la acumulación de sedimentos en la mayoría de las rocas es tan lenta que las dos capas se fusionarían. Después de todo, 300 000 años es apenas un parpadeo en términos geológicos.

Alternativamente, podría ser que nadie haya estado buscando dos capas, de modo que no habrían detectado la doble señal o que hayan ignorado su significación. De hecho, en algunos lugares se han encontrado dos capas de iridio. Uno de esos lugares está en Anjar, un pueblo indio al norte del sitio de impacto.
impacto_de_asteroide_sobre_aguas_poco_profundas

Representación artística de un impacto de asteroide sobre aguas poco profundas.
© Don Davis/NASA
Esto es un ejemplo excelente de cómo la ciencia está continuamente actualizándose y refinándose. Esta nueva información no hace que Walter Álvarez esté equivocado o que sea un mal científico, al igual que las teorías de Einstein no probaron que Newton estuviera equivocado. Demuestra, meramente, que había más en los eventos cataclísmicos que ocurrieron hace 65 millones de años de lo que se había sospecha en primera instancia. Como siempre, la ciencia no descansó sino que continuó buscando más evidencia, lo que llevó a nuevas conclusiones. También pone de manifiesto cuan peligroso lugar es el sistema solar en el que realmente vivimos.

Ahora parece que el impacto de Chicxulub, tan malo como fue, también fue apenas un disparo de advertencia. Los dinosaurios, la forma dominante de vida en el planeta de entonces, no tomó cuenta del indicio y no evolucionó lo suficiente como para crear un programa espacial capaz de desviar asteroides subsiguientes. Sic transit gloria mundi.

La imagen que ha surgido requiere un conjunto de coincidencias, pero ya antes he hecho notar en este blog que, dados unos mil millones de años o algo así, puede suceder cualquier conjunto de coincidencias, y quizás más de una vez. La naturaleza verdadera del universo se revela en la cadena de acontecimientos que sucedió.

El escenario fue más o menos así: primero, dos de los mayores impactos de la historia acontecieron con 300 000 años de diferencia entre uno y otro; segundo, los impactos coincidieron con uno de los mayores períodos de actividad volcánica en los últimos mil millones de años; y tercero, uno de ellos golpeó justo en el lugar donde los volcanes eran más activos. Como lo describió “The Economist”, “lo que realmente mató a los dinosaurios fue una sarta de atroz mala suerte.

Cuídense, disfruten el interglacial y manténganse escépticos.
# # # # # # # # # # # # # # #
”dinosaurio_muriendo_TheResilientEarth”

= = = = = = = = = = = = = = =
Artículo original: “Shiva The Dinosaur Killer”
Autor: Doug L. Hoffman: “The Resilient Earth”
Fecha: diciembre 03, 2009
Enlace con el artículo original:
aquí
= = = = = = = = = = = = = = =

2 comentarios:

Arnau Rodríguez Illamola dijo...

Buenas.

Estoy buscando bibliografía en revistas internacionales acerca de la posición fundamentada de que la extinción global de hace 65 eones fuese provocada por una lluvia meteorítica y no por un solo meteorito.

Agradecería que me ayudara. Lo necesitaría par citarlo, no solo para leerlo.

Anónimo dijo...

Hay un libro publicado en bubok.es con el título de "La última teoría sobre la extinción del Cretácico". Se puede descargar gratuitamente. Es muy interesante.